La computación ha transformado la mayoría de los ámbitos de nuestra vida. Nuestra forma de comprar, de ver la televisión, de relacionarnos y la conducción no iba a ser menos. Cada vez es más común ver tecnologías integradas en los sistemas de conducción de los vehículos. Estas tecnologías están diseñadas para analizar múltiples variables en pocos segundos y tomar decisiones de manera autónoma. En este post te contamos qué es una ECU y para qué sirve.

¿Qué es una ECU?

ECU es el acrónimo de Engine Control Unit, y es el ordenador central de nuestro coche, el que recibe, analiza y envía la información a los diferentes sensores y controladores situados en el vehículo. Se podría decir que es el cerebro del vehículo y “sabe” todo lo que pasa en el motor. Estas otras unidades de control, colocadas en diferentes partes del vehículo, son las que sirven de enlace entre el componente y la ECU, para que esta última reciba la información, la analice y envíe las directrices más adecuadas a los componentes. De esta manera se consigue una conducción menos contaminante y más eficiente de cara al gasto de energía y combustible. La información que envían estos sensores a la ECU está basada principalmente en temperatura del aire refrigerante del motor, temperatura del aire en el interior y exterior del vehículo, presión del colector, flujo del aire, controlador del ralentí, eje del cigüeñal, posición de las levas, posición del acelerador y oxígeno dentro del motor.

¿Cómo aparecieron?

Las primeras ECUs surgieron por la necesidad de las compañías automovilísticas de cumplir los estándares y las cantidades legales de emisiones contaminantes. Con el paso de los años, estos sistemas de control del motor se fueron sofisticando y fueron la antesala de lo que se conoce hoy como conducción autónoma, en la que muchas compañías invierten grandes porcentajes de su presupuesto para la investigación de esos sistemas. El último sistema en ser presentado ha sido el de la compañía automovilística de Elon Musk. Este pasado febrero, Tesla instaló en diferentes vehículos de clientes estadounidenses este sistema (todavía en fase beta), capaz de circular en rotondas, responder a imprevistos, interpretar señales y, en definitiva, ser completamente autónomo. A día de hoy, todos los vehículos cuentan con una ECU dentro de ellos que hace que nuestra conducción sea menos contaminante y más respetuosa con el medio ambiente. Hoy por hoy, las ECUs son capaces de analizar multitud de variables gracias, entre otras cosas, a los avances de la tecnología y al equipo de personas que trabajan para que eso sea posible.

Si te interesa el funcionamiento de los coches, puedes leer otras publicaciones del Blog de Midas en las que hemos hablado de los vehículos inteligentes y de los coches eléctricos.

¿QUIERES COMPARTIR ESTA NOTICIA?
          
Copyright © 2019 Midas España |  Aviso Legal | Política de privacidad y cookies | Datos Identificativos   91 806 60 01