Si elegir entre un tipo de batería u otro, ya es complicado para un conductor que desconozca los elementos de las baterías, más difícil puede ser si ésta búsqueda se basa en baterías para distintos motores como puede ser un coche diésel o gasolina. Ya que las baterías de los coches diésel no son iguales que las que utilizan los modelos de gasolina.

Vayamos por partes. Lo primero que debemos hacer es aprender qué son las baterías para el coche, y saber interpretar la descripción de los detalles técnicos que aparece en cada una de ellas. Aquí, os damos unos simples consejos para ayudaros a entender algunos de los complejos términos que pueden llegar a aparecer en las baterías:

  • Según la cilindrada y tipo de motor que tenga nuestro vehículo, sabremos la capacidad necesaria de batería que necesitamos. En el caso de motores diésel se requiere, por norma general, más potencia durante el proceso de arranque, mientras que los motores a gasolina en principio no necesitarían tanta potencia.

Una de las cosas en la que nos tendremos que fijar es el número ‘Ah’ que aparece en la superficie de las baterías y que nos indicará los amperios que tenemos que comprar. Dicho de forma sencilla, ‘Ah’ es una unidad de carga eléctrica y se abrevia como Ah. Indica la cantidad de carga eléctrica que pasa por los terminales de una batería, si ésta proporciona una corriente eléctrica de 1 amperio durante 1 hora.

Los motores diésel requerirán baterías con más corriente, mínimo 70 Ah durante el proceso de arranque. En cambio para coches de gasolina que cuenten con elementos extras, hoy en día habituales como climatizadores, elevalunas eléctricos o retrovisores automáticos,  las baterías deberán ser de 60/70 Ah. Si tu coche no cuenta con este tipo de extras que necesitan una mayor potencia, el tipo de batería que requerirá será de 40/45 Ah.

Capacidades de las diferentes baterías diésel y gasolina

Para conocer un poco más la variedad de baterías disponibles por tipo de vehículo en el sector de la automoción, deberíamos fijarnos siempre en las capacidades:

–       Ciclomotores (hasta 50 cm³): 6 Ah (12 V)

–       Motocicletas (a partir de 50 cm³): 12 Ah (12 V)

–       Automóvil (pequeño): 45 Ah (12 V)

–       Automóvil (clase compacta): 70 Ah (12 V)

–       Automóvil (berlinas): 100 Ah (12 V)

–       Camión: hasta 7,5t 175 Ah y valores superiores (12 V, 24 V)

–       Camión: desde 7,5t hasta 225 Ah

Recuerda que dependiendo del motor de tu vehículo tendrás que decantarte por un tipo de batería u otro, y tener muy en cuenta que la calidad y garantía de la misma deben ofrecerte la máxima confianza y seguridad al volante, así evitarás quedarte tirado cuando quieres arrancar tu coche o te encuentras circulando por la carretera. Si tienes dudas y prefieres ir sobre seguro, los especialistas en automoción te ayudarán siempre a elegir la mejor opción de batería para tu vehículo y tipo de conducción.

Fuente imagen: morguefile.com

¿QUIERES COMPARTIR ESTA NOTICIA?
          
Copyright © 2019 Midas España |  Aviso Legal | Política de privacidad y cookies | Datos Identificativos   91 806 60 01