Desde 2012 todos los neumáticos deben llevar una etiqueta que proporcione la información relativa a los tres aspectos fundamentales de la rueda. Esta etiqueta se creó con el objetivo de facilitar la compra de neumáticos, así como de informar de la calidad de estos.

¿Cómo es la etiqueta de un neumático?

La etiqueta de un neumático, como bien hemos dicho, proporciona la información relativa a los aspectos fundamentales de la rueda. Estos tres aspectos son: eficiencia de combustible, agarre sobre mojado y nivel de ruido exterior.

El primero de ellos es el icono de la izquierda, representado mediante una rueda junto a un surtidor de gasolina.

El agarre sobre mojado se encuentra representado a la derecha de la etiqueta mediante un neumático junto a una nube con lluvia.

En tercer lugar, el nivel de ruido exterior se encuentra en la parte baja de la etiqueta representando por un neumático junto a un altavoz con ondas.

 

Pero, ¿cómo podemos leer esta etiqueta?

Clasificación de los neumáticos según su eficiencia energética

Dependiendo de cómo es la etiqueta o lo que esta marque, el neumático será más o menos eficiente, por lo que vamos a ver cómo se leen cada uno de estos símbolos.

En primer lugar la eficiencia del combustible (ícono situado en la parte superior izquierda de la etiqueta) se puede medir mediante la clasificación de la A a la G. La A representa la menor resistencia del neumático, y la G mayor resistencia, mayor consumo de carburante y emisiones CO2. Como dato interesante destacamos que si compras unos neumáticos de clase A te podrás ahorrar hasta 240€ a lo largo de toda la vida del neumático, uno de clase G consume 6 litros más de combustible cada 600 km respecto a uno de clase A.

En segundo lugar, el agarre sobre mojado nos indica el comportamiento de la frenada sobre mojado, por lo que es un aspecto muy ligado a la seguridad. Como en el caso anterior, su clasificación es mediante letras de la A hasta la G, siendo la A la más eficiente.

Por último, el nivel de ruido exterior viene representado con tres ondas en la etiqueta, siendo representado el menor nivel solo una onda y el máximo tres. Esto es expresado en decibelios (dB): 1 onda es igual o inferior a 3dB, 2 ondas indican entre 3dB y el límite permitido, en cambio 3 ondas indica 6 dB o más. Te recomendamos no adquirir ningún neumático clasificado con 3 ondas porque genera hasta 4 veces más ruido que el primero.

¡Ahora ya sabes lo importante que es saber leer la etiqueta del neumático! Si estás pensando en cambiar tus ruedas, en Midas te ofrecemos el mejor precio.

¿QUIERES COMPARTIR ESTA NOTICIA?
          
Copyright © 2019 Midas España |  Aviso Legal | Política de privacidad y cookies | Datos Identificativos   91 806 60 01