6 Trucos para evitar que se empañen los cristales de tu coche.

El invierno trae consigo condiciones climáticas problemáticas para la conducción que afectan directamente a la seguridad. Una de ellas ocurre cuando las lunas se empañan por la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior del vehículo, produciéndose la llamada ‘humedad de saturación’.

En las etapas de frío, heladas y nevadas los cristales se llenan de agua reduciendo total o parcialmente la visibilidad de los conductores y aumentando exponencialmente el riesgo de sufrir accidentes.

Infórmate ahora de todo aquello que puedes hacer para combatir el empañamiento de las lunas de tu coche. ¡El invierno está a la vuelta de la esquina!

1- Utiliza aire caliente mejor que frío.

El aire caliente tiene mayor capacidad de asimilación de agua que el aire frío. Con el frío terminará desapareciendo también el agua, pero es un proceso mucho más lento e incómodo para quienes viajan en el coche. Según el equipamiento de tu vehículo, podrás usar para este fin el aire acondicionado o el climatizador.

Te aconsejamos esperar unos minutos hasta que empiece a salir el calor, ya que si al principio aplicamos aire frío, tardará más en empezar a desempañarse

2- Uso de aire acondicionado.

El aire que sale del dispositivo de aire acondicionado no contiene la misma cantidad de agua que el aire del exterior porque ha pasado por un evaporador. Por esta razón, las gotas de agua de los cristales desaparecen con rapidez.

3- Uso de climatizador.

Existen diferentes tipos, desde los más básicos hasta los que llevan incorporado un botón para la función de deshumificar de forma automática.

Algunos aparatos controlan las entradas y salidas de aire según el grado de temperatura de fuera, del interior, la real y la monitorizada. Todo ello hace que el proceso de desempañar los cristales sea mucho más rápido y, por ende, la conducción sea mucho más segura y confortable.

4- Ayuda del copiloto.

Si no dispones de ninguno de los dispositivos anteriormente mencionados o prevés que el proceso puede ser un poco lento, tu acompañante puede limpiar los cristales con un paño.

Esta no es la mejor opción, pero sirve para un caso de urgencia. Si viajas sólo hay otras opciones, aunque no está de más plantearse detener el vehículo hasta que los cristales permitan una correcta visibilidad.

Desempañar los cristales del coche es vital, y merece la pena emplear un poco de tiempo para asegurar que tendremos un viaje seguro.

5- Abre las ventanillas

Es una solución sencilla pero incómoda, ya que entrará el frío al interior del coche. Sin embargo, a falta de otros recursos resulta muy efectivo. Los cristales se limpiarán sin dejar ninguna marca.

6- Limpia el cristal con un líquido especial.

Existen en el mercado líquidos limpiacristales especiales para combatir el empañamiento de las lunas.

También puedes prepararlo tú mism@ en plan casero, mezclando una porción de vinagre y dos de agua; empapa en el mejunje un papel de periódico, aplícalo sobre las lunas y sécalas con un paño limpio.

¿Conoces más trucos para evitar que los cristales del coche se empañen en invierno durante la conducción?

¿QUIERES COMPARTIR ESTA NOTICIA?
          
Copyright © 2019 Midas España |  Aviso Legal | Política de privacidad y cookies | Datos Identificativos   91 806 60 01