Las escobillas limpiaparabrisas del coche, aunque puedan parecer un elemento secundario en la conducción segura, son una de las herramientas clave para evitar peligros en la carretera. Por esta razón desde Midas, queremos darle la importancia que se merecen y destacar los problemas que puedes tener si no tienes las escobillas de tu coche en correcto estado. ¡Sigue leyendo!

3 problemas que puedes tener si no  cambias las escobillas de coche en verano

Supone un peligro para la seguridad vial

Como bien decimos, las escobillas del coche son un elemento fundamental si de seguridad es de lo que estamos hablando. Si las escobillas de tu vehículo se encuentran en mal estado podrán suponer un problema tanto en verano como en invierno. Por ello, es imprescindible realizar revisiones periódicas y llevarlas en perfecto estado antes de salir a la carretera.

Su mantenimiento y revisión se realiza de forma muy sencilla y no tiene un gran coste. Aunque no hay una norma de cuándo debemos hacerlo, nuestros expertos recomiendan realizar una revisión ahora que nuestro coche ha estado confinado y al menos una vez al año. Hay que tener en cuenta que con las altas temperaturas del verano, las gomas del limpiaparabrisas tienden a secarse y sufren un deterioro notable, por lo que realizar su revisión después del verano es imprescindible.

Mala visibilidad

¿Te imaginas conducir sin visibilidad? Unas escobillas en mal estado harán que tu visibilidad disminuya peligrosamente. Lógicamente, en invierno con los días lluviosos este peligro se magnifica, aunque ¿qué pasa en verano?

Aunque cueste creerlo, las escobillas limpiaparabrisas son tan importantes en verano como en invierno. En época estival, además de que no estamos exentos de lluvias, si realizamos excursiones por el campo, montaña o playa podemos encontrar multitud de bichitos que se pegan a nuestro cristal o tierra en suspensión en el aire. Si esto sucede, el vidrio del vehículo quedará completamente cubierto de una capa que no permitirá ver correctamente. Algo, como sabes, muy peligroso.

Deterioro de la superficie del cristal

Otro punto a destacar es que, sin las escobillas están deterioradas y en mal estado, existe el riesgo de arañados o deterioro de la superficie del cristal. Algo que sí puede salir más caro que cambiar las escobillas. Si unas escobillas en mal estado suponen un riesgo dada la disminución de visibilidad, imagina que a esto se le suman rayadas en el cristal. Como decimos, es muy importante que en todo momento de la conducción la visibilidad sea la máxima posible.

Dicho esto, esperamos que – desde ahora- le deis a las gomas limpiaparabrisas la importancia que se merecen. Estamos seguros de que para vosotros, la seguridad también es lo primero. Por eso, si crees que tus escobillas necesitan una revisión, no lo pienses más y ¡pide cita en Midas! Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte.

 

 

¿QUIERES COMPARTIR ESTA NOTICIA?
          
Copyright © 2019 Midas España |  Aviso Legal | Política de privacidad y cookies | Datos Identificativos   91 806 60 01