¿Sabías que los cambios de temperatura afectan a tus neumáticos? No es que vayan a resquebrajarse ni nada de eso, pero sí que las presiones y el desgaste pueden cambiar. En este post del Blog de Midas te contamos cinco detalles de tus neumáticos para lluvia que tienes que tener en cuenta cuando llega el Otoño. ¡No te los pierdas!

Banda de rodadura

La banda de rodadura es lo que se conoce como el dibujo del neumático. Las bandas de rodadura no se ponen por estética, sino que tienen una función muy importante que repercute en el buen funcionamiento. Las bandas deben mantener una profundidad adecuada para que, cuando el neumático pase por encima de un líquido, este pueda expulsarlo por los laterales del neumático de una manera sencilla gracias a las bandas de rodadura. De esta manera, se evitará que el coche patine o que podamos hacer aquaplaning. Las bandas de rodadura son la única parte del neumático que se encuentran en contacto con la calzada y aportan la adherencia adecuada al vehículo cuando están en buen estado. Un desgaste excesivo de las bandas de rodadura puede desencadenar en un accidente muy grave, por lo que es mejor revisarlas y llevar tu vehículo al taller, si la banda de rodadura de tus neumáticos tiene una profundidad inferior a 2 milímetros, es hora de cambiarlos.

Presión de los neumáticos

La presión es una gran desconocida de los neumáticos y un aspecto al que no se le suele prestar atención. Una presión errónea en los neumáticos puede hacer que los desgastemos más de la cuenta y gastarnos más dinero del necesario en su mantenimiento. Cuando conducimos mientras llueve, la adherencia de los neumáticos a la calzada se reduce, por lo que es aconsejable modificar la presión de los neumáticos en condiciones lluviosas. Se recomienda también cambiar a unos neumáticos que se adecuen a las condiciones de la estación en la que estamos, aunque, si finalmente decides no cambiarlos en época de lluvias, deberás aumentar la presión de tus neumáticos y colocarla entre 0.4 y 0.7 bares de presión. Esto ayudará a reducir el riesgo de aquaplaning y tener una conducción en lluvia óptima.

Velocidad

Cabe destacar que la velocidad que hay que mantener en la calzada es la que está estipulada por ley. Además, cuando llueve hay que tener en cuenta que tardaremos más en frenar, por lo que deberemos mantener una distancia de seguridad adecuada con el resto de vehículos que permita una frenada segura. Si nuestros neumáticos se encuentran en mal estado y, además, vamos a una velocidad elevada, nuestro vehículo tardará más en frenar y podremos tener un accidente. Mantén una velocidad adecuada cuando conduces y un buen mantenimiento del vehículo, en este caso de los neumáticos, para evitar sustos innecesarios.

 

En Midas puedes comprar los neumáticos Tenor 3, con homologación europea y perfectos para la lluvia. Cuentan con la etiqueta A y alta resistencia al aquaplaning, lo que los convierte en unos neumáticos ideales para la conducción con lluvia, haciendo tu conducción una conducción mucho más segura. Además, si compras los neumáticos en un taller Midas, te reparamos los pinchazos de manera totalmente gratuita. A parte de los Tenor 3, contamos con otras marcas como Continental y Michelín, así que no tienes excusa para pasarte por uno de nuestros talleres a cambiar tus neumáticos.

Infórmate más sobre el cambio de neumáticos para lluvia a través de este enlace y disfruta de todas nuestras ofertas disponibles. Puedes pedir presupuesto aquí

 

Otros artículos del Blog de Midas que te pueden interesar:

¿QUIERES COMPARTIR ESTA NOTICIA?
          
Copyright © 2019 Midas España |  Aviso Legal | Política de privacidad y cookies | Datos Identificativos   91 806 60 01