Seguramente has escuchado lo de cadena de distribución y correa de distribución, pero ¿sabes exactamente para qué sirven? Y… ¿las diferencias que tienen? ¡No te preocupes! Hoy desde Midas te explicamos tooooodo lo que tienes que saber sobre estos sistemas del motor.

¿Para qué sirve la cadena o correa de distribución?

La cadena y correa de distribución las podemos encontrar en el motor del vehículo. Su función principal es básicamente la coordinación de todos los elementos del motor para que se muevan adecuadamente. Es decir, coordinan el movimiento del cigüeñal y del árbol de levas para que las válvulas se abran y se cierren sin golpear los pistones. Un problema en este sistema podría ocasionar una rotura del motor.

Por lo tanto, la cadena y correa de distribución tienen la misma funcionalidad, aunque no son lo mismo: un motor lleva cadena o correa de distribución, pero nunca las dos juntas.

Dicho esto, ¿sabes las diferencias entre cada una de ellas?

¿Qué diferencias existen entre la cadena y correa de distribución?

Cadena de distribución

La principal diferencia de la cadena y correa de distribución es que la cadena está pensada para que aguante toda la vida útil del motor. ¿Esto qué quiere decir? La cadena de distribución, en teoría, no se cambia nunca siempre que no haya una avería, aunque sí es importante ir revisándola cada cierto tiempo.

Una gran ventaja de la cadena de distribución, que no tiene la correa, es que es muy poco probable que la cadena se rompa, de ahí que –a no ser por avería- no debe cambiarse.

Correa de distribución

A diferencia de la cadena, la correa de distribución necesita mantenimiento. Esta no está pensada para aguantar toda la vida útil del motor, sino que debe cambiarse teniendo en cuenta el kilometraje y el tiempo de esta. La recomendación de nuestros mecánicos expertos es respetar los plazos que marca el fabricante para sustituirla, normalmente pasados los 60.000 o los 240.000km.

Por otro lado, una ventaja de la correa de distribución frente a la cadena es el ruido, y es que, podríamos decir que la correa está hecha de goma y la cadena de metal, un material mucho más ruidoso.

Además, la correa de distribución es más elástica que la cadena, así como más económica, llegando a tener un coste de fabricación incluso un 60% más barato que la cadena.

Sabiendo todo esto, ¿tú que eliges? ¿Cadena o correa de distribución? En Midas nuestros mecánicos estarán encantados de hacer la revisión tanto de la cadena como de la correa de distribución. ¡Pide cita ya!

¿QUIERES COMPARTIR ESTA NOTICIA?
          
Copyright © 2019 Midas España |  Aviso Legal | Política de privacidad y cookies | Datos Identificativos   91 806 60 01