Es muy probable que todos los dueños de vehículos podamos afirmar que la batería ha sido uno de esos elementos del coche que nos ha amargado el día en más de una ocasión. De hecho, se dice que más de un tercio de las visitas al taller se producen por problemas en la batería.

Este elemento es algo esencial y que muchas veces olvidamos, a pesar de que una batería gastada pueda llegar a ocasionar un problema importante que imposibilite el encendido del coche. Además, los cambios de temperatura pueden afectar a nuestra batería si esta ya está gastada, por ello, es importante preocuparse de realizar una revisión periódica de la misma, en la que también se preste atención a otro tipo de aspectos que puedan afectar al funcionamiento del turismo.

3 claves para saber cuándo cambiar la batería del coche

Desde Midas, queremos evitarte sorpresas y disgustos con tu coche, por ello, te traemos 3 claves para que puedas detectar cuando ha llegado el momento de cambiar la batería:

1. El arranque: el primer síntoma

Si cada vez que arrancas el coche, después de un tiempo en reposo, detectas que este se resiente o le cuesta llegar a arrancarse, entonces es probable que tu batería esté pidiendo auxilio. Este síntoma se puede acentuar debido a los cambios de temperatura, como el calor o el frío en invierno, así como al transcurrir varias horas de reposo, como puede ser por las mañanas.

En estos casos, también será de gran ayuda echar un vistazo para comprobar cuál es el estado físico de la batería ya que, si apreciamos que los bordes presentan suciedad u oxidación, sería conveniente solicitar cita para una revisión.

2. Testigo encendido

Al igual que ocurre con otros elementos del coche, el encendido del testigo de la batería en el salpicadero es un indicador de que algo no va bien y es necesario realizar una revisión para detectar el fallo y prevenir problemas mayores que puedan llegar a afectar a otros aspectos de nuestro coche. En este caso, será adecuado acudir al taller lo antes posible para evitar desgastar más la batería con su uso.

También resultará de gran ayuda prestar atención a su tensión, la cual se podrá medir gracias a un voltímetro. Es importante saber que si la tensión es inferior a los 12,5 voltios será necesario solicitar el cambio de este elemento.

3. Fallos en otros elementos

En muchas ocasiones, los fallos de la batería se pueden apreciar a través de pequeños cambios en el funcionamiento de otros elementos de nuestro vehículo como es el caso de los faros, la radio, los elevalunas, etc. En el caso de las luces de nuestro coche es especialmente necesario ya que, en muchas ocasiones, detectar un cambio en la intensidad de la luz que desprenden, así como algo extraño, puede ser el resultado de un problema en la batería de nuestro coche.

Nadie mejor que tú conoce el funcionamiento habitual de los elementos de tu coche, por ello, es importante prestar especial atención a cada detalle para evitar, no solo sustos que nos puedan torcer el día, sino también gastos desorbitados fruto de dejar pasar pequeños errores que en un principio pueden parecer insignificantes.

Cuando se trata de un vehículo, cada detalle cuenta, por ello es importante no pasar por el alto nada de lo que se salga de lo habitual. Así como recordar que es necesario realizar revisiones periódicas para confirmar el estado de nuestro vehículo.

 

 

¿QUIERES COMPARTIR ESTA NOTICIA?
          
Copyright © 2019 Midas España |  Aviso Legal | Política de privacidad y cookies | Datos Identificativos   91 806 60 01